RUTA GASTRONÓMICA EN ZARAGOZA.

 

casa_montal
Casa Montal

Nuestra propuesta es un paseo por el corazón antiguo de la ciudad que combina historia, arte y gastronomía.

Zaragoza posee un rico patrimonio gastronómico fruto de sus más de dos mil años de historia. Su cocina se basa sobre todo en la gran calidad de los productos de la zona. La huerta zaragozana proporciona excelentes hortalizas que son la base de una cocina sana, sabrosa y muy nutritiva. La carne de cordero -sobre todo el ternasco de Aragón-, de cerdo, vacuno o aves se utilizan para elaborar guisos suculentos y con carácter. Aunque se trate de una provincia de interior, tampoco falta el pescado en la mesa zaragozana.

En cuanto a los postres, en primer lugar,  las exquisitas frutas del valle del Ebro y una gran variedad de dulces y productos de repostería, como el turrón de guirlache o las Frutas de Aragón, escarchadas y cubiertas de chocolate. Los zaragozanos somos golosos o como decimos aquí, “lamineros”.

Y no hay que olvidar las cuatro Denominaciones de Origen de vinos aragoneses: Cariñena, Calatayud, Campo de Borja y Somontano, que producen vinos cada vez mejores y más adaptados a los gustos actuales.

El lugar ideal para conocer los ingredientes básicos de la gastronomía zaragozana es el Mercado Central. El edificio actual se levantó  en 1903 en la plaza de Lanuza -donde había estado el mercado principal de la ciudad desde la Edad Media- y hoy todavía mantiene su bullicio y su animación cotidiana.

El tapeo es una de las pasiones de los zaragozanos que se contagia con facilidad al que nos visita. Se da en multitud de lugares de la ciudad, pero el más tradicional y popular, la zona de tapas por excelencia, es el Tubo. En sus callejuelas se entremezclan los antiguos bares de toda la vida, con sus tapas tradicionales, junto a locales modernos que ofrecen propuestas originales e innovadoras.

Las plazas de Santa Marta, de San Pedro Nolasco o de Santa Cruz; las calles Mayor, San Agustín o Heroísmo… En realidad todo el casco histórico zaragozano es una zona privilegiada para disfrutar del patrimonio histórico–artístico y del gastronómico…